Una dieta para cada día

0
2

Los más expertos nutricionistas recomiendan una dieta sexual para cada día de la semana.

Lunes: Dieta del cucurucho, comer poco y follar mucho.
Martes: La dieta de Benita, una mamada por la mañana, y por la noche una folladita.
Miércoles: La dieta de Andrés, una folladita al derecho y otra al revés.
Jueves: La dieta de nido, igual que la del cucurucho pero más seguido.
Viernes: La dieta de la granada, por la mañana una folladita, y para la noche una mamada.
Sábado: La dieta de Mingo, meterla el sábado y no sacarla hasta el domingo.
Domingo: Día libre. Opción: Dieta de la pasta, follar hasta que uno tenga que decir basta.

Alternativamente, uno de los días de la semana se puede sustituir la dieta por cualquiera de las siguientes:

Dieta de la fruta, hay que darle hasta hacerse puta.

Dieta de la berenjena, de vez en cuando, con pareja ajena.

Dieta del lagarto, comer poco y darle hasta estar harto. Se complementa con la dieta de la iguana que es la misma que la del lagarto pero con más ganas.

Dieta de Satanás, nada por delante, todo por detrás. Esta dieta es especial para personas “alternativas”.

Dieta de la sandía, hay que darle sin que importe la hora ni el día.

Dieta de la pantera, una pata en el volante y la otra en la guantera. Esta dieta debe ser realizada con buen estado físico para evitar desgarros posteriores.

Dieta del rozado, darle hasta que huela a quemado. ¡Muchísimo cuidado con esta dieta!

Dieta de la Antonieta, una pata en la cama y la otra en la banqueta.

Dieta del caballo, sólo paja y agua.

Dieta del membrillo, chuparla hasta sacarle brillo.

Dejar respuesta