La ropa ceñida, un problema para la retención de líquidos y la celulitis

0
0

La mala circulación y los problemas derivados de ella es algo que nos preocupa a la mayoría de nosotros, ya que con la llegada del calor esto se suele agravar derivando en problemas como celulitis, retención de líquidos en zonas como las piernas, sobre tofo en las rodillas y los tobillos, causando hasta dolor. Es importante que pongamos remedio a esto, y por ello  queremos destacar la importancia de evitar usar ropa demasiado ajustada, ya que es la causa muchas veces de esta mala circulación.

La moda es la que dicta como tenemos que vestirnos, y cada vez esta tiende más a la ropa ajustada que se ciñe al cuerpo totalmente dibujando nuestra silueta. Esta moda puede resultar estética, pero es poco práctica. En primer lugar, la mayoría de las veces no resulta sencilla de llevar, ya que suele apretar tanto que apenas nos deja libertad de movimiento. Es precisamente esta presión la que afectara a nuestra circulación y a los daños derivados de esta obstrucción.

Usar ropa demasiado ceñida es como si estuvieran todo el tiempo apretándonos el cuerpo, de modo que no nos dejan mantener las partes de nuestro cuerpo sueltas. Esta presión constante lo que hace es obstruir la circulación, ya que algunas de las principales arterias del cuerpo se verán afectadas. Esto hace que el riego se ralentice y por lo tanto la circulación no sea la adecuada. Al no circular bien la sangre lo que sucede es que tenderemos a retener líquidos en determinadas partes del cuerpo, ya que no podremos expulsarlos como es debido y siguiendo los cauces normales del organismo. Al retener líquidos retenemos también toxinas y grasa que se acumulan en algunas zonas como los muslos, dando lugar a la odiada celulitis.

Pero no solo la ropa causa estos problemas de circulación, sino que el calzado también puede ser un problema, ya que hay muchas personas que no reparan en que en verano el calor hace que los pies se dilaten y por lo tanto usan zapatos mas ceñidos de lo normal. En este caso la circulación no funcionará bien en las piernas tendiendo a hacer que retengamos líquidos en los tobillos, las rodillas y en todas las piernas en muchos casos. Esta retención puede ser molesta y llegar a doler en estas partes. Es importante que tengamos esto claro, y es que en los meses en los que más calor hace el cuerpo tiende a dilatarse más y por lo tanto la ropa puede apretarnos más, por ello recomendamos el uso de prendas cómodas que permitan una correcta movilidad y una buena circulación sanguínea para así evitar la aparición de celulitis y otros trastornos derivados de este malestar.

Dejar respuesta