El muro de Hassan

0
3

Todos conocemos el muro de Berlín, que cayó en 1989, o la barrera israelí de Cisjordania, pero quizás se pase por alto a menudo que también hay un muro en el Sahara occidental, construido por Marruecos y de una longitud sorprendente.

El fallecido Hassan II de Marruecos, que reinó hasta su muerte en 1999 y padre del actual rey Mohammed VI, construyó un muro de mil seiscientos kilómetros de longitud para proteger el Sahara occidental, que invadió en 1975, de posibles ataques. No sólo se trata de un muro, sino que es una línea de defensa con bunkers, radares, minas y militares cada pocos kilómetros.

Hecho con escombros y alambres, este muro se suele conocer como “el muro de Hassan” y su mantenimiento, así como el sostenimiento de las fuerzas militares en la zona ocupada, se llevan la friolera de dos millones de dólares cada día. Se comenzó a construir en 1980 y a pesar de la oposición de algunos países, especialmente de Europa, sigue marcando una frontera en el Sahara.

CURISTORIA

Dejar respuesta