7 Errores de las mujeres cuando quieren verse atractivas

0
0

En su afán por destacar entre el resto, algunas mujeres recurren a técnicas para verse más atracativas ante los hombres; pero algunos de estos recursos son completamente contraproducentes.

La competitividad, la presión social, o el simple afán de destacar por encima de las compañeras que les rodean, muchas mujeres viven intentando hacerse más atractivas ante la mirada de los hombres. ¿Pero cuáles de estos recursos podrían ser completamente contraproducentes de acuerdo al objetivo final? A continuación algunos de los recursos que toda mujer debiese evitar si su intención es seducir a la otredad masculina:

1- Hablar como bebé: La voz infantil que algunas mujeres procuran pues creen que ello las hace más sensuales definitivamente es un recurso que debe de evitarse. Esta práctica puede ser bastante irritable y, a fin de cuentas, no todos los hombres son como Roman Polanski.

2- Extensiones de cabello: Una de las virtudes naturales más atractivas de una mujer es su cabello, pero si este es sustituido o “potencializado” con una extensión ajena lo más probable es que la pistola acabe apuntando hacia ti misma.

3- Dietas crónicas: A pesar de los esfuerzos de Vogue por moldear la cultura popular en torno a un determinado estereotipo de la belleza, estudios han demostrado que la mayoría de los hombres prefieren una mujer con curvas y una silueta bien definida que una modelo eslava de 14 años y 18 kilos de peso.

4- Bronceado por aerosol: Va una adivinanza que nos dice todo ¿Qué es naranja, pegajoso, y huele raro? ¿Un Oompa Loompa? No, una mujer recién salida de una sesión de “sol en aerosol”.

5- Actuar de manera estúpida: Por alguna misteriosa razón (tal vez influida por algunos rol models de actrices de Hollywood) muchas mujeres creen que actuar como niñas bobas las hace más sensuales. Evítalo, pocas cosas más desgastantes que interactuar con una de ellas.

6- Sostenes rellenados: Imagina lo que un chico siente (si, también tienen sentimientos) cuando introduce su mano a tus pechos y se encuentra con una entidad polimérica que está diseñada exclusivamente para engañar su primitivo cerebro.

7- Enseñar de más: Si bien cualquier hombre puede agradecer recorrer con la mirada ciertas regiones del cuerpo femenino lo cierto es que cuando salga con una chica no agradecería que alguien le preguntara ¿Cuánto por la rubia? Enseñar de más es una práctica que debes dejar solo a las profesionales del sexo, ellas saben por que lo hacen.

Dejar respuesta