6 Signos de que estás viviendo por encima de tus posibilidades

0
4

Vivir por encima de tus posibilidadesA todos nos gusta vivir bien y darnos un caprichito de vez en cuando. Sin embargo, con la actual situación económica, es prácticamente imposible. De hecho, las estadísticas afirman que casi seis de cada diez españoles llegan con muchas dificultades a final de mes.

Pese a todo, hay quien no renuncia a darse una alegría de vez en cuando, aunque sea a costa de sobreendeudarse con un crédito o tirando de tarjeta de crédito. Si estás en ese grupo y quieres evitar futuros problemas de dinero, estas son seis señales inequívocas de que estás viviendo por encima de tus posibilidades económicas:

1.- Apenas ahorras y, sin una nómina, no podrías vivir más de seis meses
Uno de cada tres españoles, aproximadamente el 36%, no cuenta con ningún tipo de ahorro para hacer frente a emergencias y solo un 18% tiene ahorrada una cantidad suficiente para financiar sus gastos durante un año. En Europa, solo los rumanos son menos previsores que nosotros.

Esta circunstancia, en una coyuntura en la que se sigue destruyendo empleo, puede llegar a ser dramática. Hoy puedes tener un trabajo estable, y mañana ya no. Los expertos como Henk Peters, planificador financiero y presidente de la Planificación Financiera Investus, aconsejan tener unos ahorros equivalentes a seis meses de trabajo para hacer frente al desempleo, enfermedades, emergencias familiares o gastos inesperados.

2.- Necesitas un crédito para irte de vacaciones
En 2012, a medida que se acercaba el periodo vacacional, el número de préstamos solicitados para viajar se disparó hasta totalizar el 14% del total, situándose en tercer lugar únicamente por detrás de las hipotecas y los créditos para comprar coche.

Si quieres evitar problemas, planifica con tiempo las vacaciones y ahorra. Nunca olvides la regla financiera que dice que si la ‘vida’ del artículo o servicio que adquieres es menor al tiempo que necesitas para pagarlo, no te lo puedes permitir.

3.- Tienes demasiados recibos mensuales
Los únicos bienes que, por su alto precio, son de obligatorio pago fraccionado son la casa y el coche. Acumular créditos al consumo para la adquisición masiva de productos y servicios te llevará casi con total seguridad a un problema. Que puedas pagar todos los meses el recibo no significa que todo lo debas comprar a plazos.

4.- Has pagado una comisión por descubierto en el último año
La cuenta se ha quedado inesperadamente en números rojos y el banco te ha tenido que cubrir. Síntoma inequívoco, y costoso, de que estás al borde del abismo. Si tu situación financiera es tan mala como para que el banco te haya cobrado una comisión por descubierto -que puede llegar a los 40 euros-, estás viviendo por encima de sus posibilidades.

5.- Has excedido el límite de crédito.
Exceder el límite de crédito no sólo te costará un cargo extraordinario en forma de comisión, además significará un recorte en tu línea de crédito futura y, si tardas en hacer frente a la deuda, la inclusión casi segura en los ficheros de morosos.

6.- Tienes deudas, pero pagas por trabajos que podrías hacer tu mismo
¿Estás demasiado ocupado para limpiar su casa, pasear a su perro, hacer una ‘chapuza’ o la manicura? Mientras que algunos gastos, como el cuidado de los hijos y el mantenimiento del vehículo son inevitables, una persona que tiene deudas no puede permitirse lujos frívolos que, si bien pueden ser desagradables, técnicamente podría realizarlas.

En lugar de pagar a otra persona para que haga las tareas que no te apetecen, hazlas tu mismo y, con el dinero ahorrado, salda tus deudas o ahorra.

ROBERTO ARNAZ

Dejar respuesta